Poemas de K’ojol B’alm – Francisco Icala

                                                                                                                                                          English

AMOR, AMOR


enciende mi alma una llama.
un fuego encendido,
sú calor derrite el frio.
existes
alumbra mi camino,
no tropiezo ni resbalo.
El corazón palpita
Lo latidos hacen canto
Sube a las estrellas y llegamos a Paxil.

existes

distingo la luz en los ojos de Jaguar
la noche ya no es oscura
y el miedo se esfuma.
existes

En tus manos va mi caricia,
En tú sueño mi deseo.
En tu Mirada mi descanzo
En tu nombre mi canción y mi oración.

existes
Tu fuerza, mi energia
tu alma, mi sueño
existes,

con tus pensamientos y sentimientos
Escribo con ellos una canción de amor.

existes

Escribo versos en tus labios.

Recorro todo tu cuerpo hasta encontrar la llave de amor,
secuestro nuestro amor y no Habra rescate, solo posesión.

existo

Loq’ laj Nan Ulew!!!
Oh, Madre tierra!!!


En mi Corazon palpita tu dolor.
Mis ojos se humedecen con tus lagrímas
Mis pies sienten tu tristeza
en mi caminar.
hay que dolor verte morir
Si en ti voy a morir.
En cada noche la Luna Ixmukane
baja para beber tu lagrímas.
En cada mañana el corazón del cielo
calienta tu vientre con la luz del sol.
Mi corazón puede sentir tu gran amor
cuando se desnudan los árboles, depositando
en ti, sus hojas y una alfombra de musgo
para adornar tu rostro mientras los pájaros te cantan.
Tus dulces encantos despiertan grandes pasiones espirituales.
tus majestuosos senos representados por los volcanes,
como las cristalinas aguas que recorren en tus venas
como el verde colorido reboso que cuelga en ti, cubriendo tu vientre

hasta tus pies, como la “Sierra Madre”
donde vuela libremente el quetzal, tu amor me enamora.
Dejame ver tus heridas, dejame ver tu interior.
Dame tus manos, dame tus pies.

Que la abuela Ixmukane cure con el tuetano las heridas
en tus entrañas por la mano del minero,
despierta madre mia, despierta madre mia.
Te exaltaré tu nombre ante el Creador.
te elevo mi copal, te ofrezco una bebida ancentral
que el creador del sol proporciene la luz desde las altas veredas

hasta por debajo de los bejucos,
mientras te bañes en la neblina al compas
del cantar de los grillos bajo la Luna llena.
Oh, madre tierra, que la abuela Ixq’anil siembre en ti
El fruto del amor, que Alom y K’ajolom depositen en tu vientre,
El semen divino, la semilla espiritual del sagrado maíz
Oh, madre tierra, gran amante de la tranquilidad!!!!

Oh madre, Oh madre tierra!!!!

Hoy te canto, hoy te danso, hoy te clamo con tambores
Con flautas y guarimbas, porque cuando daré el ultimo
Suspiro ancestral me abrigaras mietras mi espíritu saldrá
De mi interior rumbo a Paxil, y desde lo alto veré como acobijaras mi

Cuerpo entre los verdes pastos verdes, no es mas’ que una huella que dejarédurante mi corta

visita.

La Luz y la Resistencia Maya


Como aquellos campos verdes, verdes.
Como aquellos altos pinares,
Como aquella Luna plateada en los altares sagrados
Como los profundos barrancos donde la xara y el quetzal


Que bañen los extensos llanos de mi tierra,
Como las cristalinas aguas de sus rios
Y como la belleza incomparable de este suelo, surge
La Resistencia tu nombre inmortal.


Oh, herencia Maya eres bello eres lindo
Das luz como una Estrella por eso te pareces
Al I’c Ok’ej del amanecer,


Oh, herencia Maya que costumbres las tuyas
Que indigenismo el tuyo,
Aquellas blancas aguas, aquellas hermosas flores
Si, son la Resistencia Maya.


Oh, herencia Maya eres quella voz divina que dijo;
Que se haga la luz y la luz fue hecha.
Desde entonces hilos de palabras dulces
Como las que dicen los abuelos cuando se postran
Ante el altar cuyas plegarias invocan asi;


Oh, Corazon del cierlo, oh Corazon de la tierra
Dadme vida, dadme resitencia, dadme mi sucesion
Oh, creador de los cielos, hazme brillar como un simbolo de paz
Y no de la guerra.


Oh, gracias porque se hiso la luz
Porque me siguies creador, por eso yo hoy
Te implore, por eso yo hoy te imvoco
Y por eso yo siempre te seguiré.


Oh, gracias porque se hiso la luz
Se hiso la luz temblaron las montañas
Se hiso la luz, se acabaron los llantos y lamentos
Se hiso la luz, los mayas se sonrieron,


Oh, gracias porque se hiso la luz
Oh, gracias porque se hiso la luz
Oh, gracias porque se hiso la luz
Oh, gracias porque se hiso la luz.